Descubre el sorprendente destino de embriones congelados: lo que nunca te han contado

Embriones Congelados – ¿Qué son y cómo afectan a la sociedad?

Introducción

Los embriones congelados son un tema candente en la sociedad actual. Muchas parejas que han pasado por un tratamiento de fertilidad tienen embriones congelados almacenados, y no saben qué hacer con ellos. Además, se plantean cuestiones éticas y morales sobre su uso y su destino final. En este artículo vamos a profundizar en las características de los embriones congelados y su impacto en la sociedad.

¿Qué son los embriones congelados?

Los embriones congelados son embriones humanos que han sido creados en un laboratorio a partir de la fertilización in vitro y que han sido almacenados a bajas temperaturas para su posterior uso en tratamientos de infertilidad. Los embriones congelados pueden permanecer almacenados durante varios años si los padres biológicos no deciden utilizarlos o donarlos.

Dato curioso: Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, en 2017 había 1.085.136 embriones congelados almacenados en Estados Unidos.

¿Por qué se crean embriones congelados?

Los embriones congelados se crean en tratamientos de fertilidad como la fertilización in vitro, que es una técnica que se utiliza para ayudar a las parejas que tienen dificultades para concebir. En este proceso, se extraen los óvulos de la mujer y se fertilizan en el laboratorio con el esperma del hombre. Los embriones resultantes se pueden transferir al útero de la mujer para conseguir un embarazo.

Sin embargo, a veces se crean más embriones de los que se necesitan para un ciclo de tratamiento. En estos casos, los embriones sobrantes se pueden congelar y almacenar para su uso en futuros ciclos, en caso de que el primero fracase o si los padres biológicos desean tener más hijos en el futuro.

¿Cómo se almacenan los embriones congelados?

Los embriones congelados se almacenan a temperaturas muy bajas, generalmente en tanques de nitrógeno líquido a una temperatura de -196ºC. En estas condiciones, los embriones pueden permanecer almacenados durante varios años sin que se deterioren. Sin embargo, existe un pequeño riesgo de que se produzcan variaciones genéticas o mutaciones en los embriones debido a la exposición a sustancias químicas o a las bajas temperaturas.

¿Qué opciones tienen los padres con embriones congelados?

Los padres biológicos pueden decidir varias opciones con respecto a sus embriones congelados:

  • Utilizar los embriones para conseguir un embarazo.
  • Donar los embriones a otras parejas que necesiten tratamiento de fertilidad.
  • Donar los embriones a la ciencia para la investigación médica.
  • Desechar los embriones.

La decisión de qué hacer con los embriones congelados puede ser difícil y requiere una reflexión profunda por parte de los padres biológicos. Además, algunas opciones pueden depender de la legislación y de las normas éticas y morales de cada país.

¿Cuál es la postura de la Iglesia Católica sobre los embriones congelados?

La Iglesia Católica considera que los embriones son seres humanos desde el momento de su concepción y, por tanto, tienen derecho a la vida y a la protección. Por esta razón, la Iglesia se opone a la creación de embriones para fines distintos a la procreación y a la utilización de embriones sobrantes en tratamientos de fertilidad o en investigación médica.

Sin embargo, la Iglesia también reconoce que los embriones congelados existen y que su destino puede ser un asunto complicado. En este sentido, la Iglesia anima a los padres biológicos a que tomen decisiones responsables y éticas con respecto a sus embriones congelados, teniendo en cuenta los valores cristianos.

Conclusión

Los embriones congelados son un asunto complejo y controvertido en la sociedad actual. Por un lado, ofrecen una oportunidad para las parejas infértiles que desean tener hijos. Por otro lado, plantean cuestiones éticas y morales sobre el uso y el destino de los embriones sobrantes. En cualquier caso, es importante que se sigan investigando y debatiendo las implicaciones de los embriones congelados para que se puedan tomar decisiones informadas y responsables en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *